lunes, 10 de mayo de 2010

Motor 150 - Montaje (III)

Una vez recibido un pequeño pedido de piezas de repuesto, seguimos con el montaje del motor.

En esta primera fotografía pueden verse algunas de dichas piezas: discos de corcho, junta tórica de la tapa del embrague y tornillo del respiradero (las otras piezas son las originales, platillo empujador, el empujador propiamente dicho y la chaveta del embrague).

Aquí se ve la tapa del embrague con la junta tórica y el tornillo del respiradero ya montados.

Antes de montar los discos de corcho nuevos conviene empaparlos a fondo con el mismo aceite con el que, posteriormente, rellenaremos el carter. Se hace así para prevenir que los discos queden pegados unos contra otros y luego pueda ser una fuente de problemas.

Aquí ya montando los discos de embrague. En este caso es el turno de uno de corcho.

Idem para uno metálico.

Este es el disco que lleva corcho por una sola de las caras y hace de cierre del paquete de discos.

Aquí con el anillo elástico de retención de los discos ya montado en su alojamiento.

Aquí puede verse un detalle del chavetero del eje del cigüeñal donde irá fijado el embrague.

Detalle de la chaveta del embrague colocada en su posición correspondiente.

Embrague montado en el eje del cigüeñal.

Con su tuerca correspondiente roscada y apretada.

Presentación del platillo empujador en su alojamiento.

Detalle del mismo una vez introducidas en la maza del embrague las patillas del muelle de retención.

Detalle de la tapa del embrague con el empujador montado y la leva que lo actúa bien engrasada.

La tapa del embrague una vez montada en su alojamiento.

Otro detalle de la misma.

Con las piezas de recambio, pedí el prisionero del cable del freno trasero. Es una pieza que cuesta poco y merece la pena su sustitución.

Una vez montado en la leva del freno trasero.

Detalle de las juntas tóricas montadas tanto en la zona de salida del eje secundario como en los ejes de las zapatas de freno trasero y en el eje de la leva correspondiente.

Otra instantánea de la misma zona desde otro punto de vista.

Montaje del guardapolvos-embellecedor del tambor de la rueda trasera.


Continuará...

6 comentarios:

projecta1 dijo...

Estas piezas estan mas nuevas que la fabrica Piaggio ....o Innocenti !!!

felicitaciones por tamaño y pulido trabajo !!

VEspa ADicto de Buenos Aires

xastre dijo...

Muchas gracias, me alegro te guste el trabajo realizado.
Te animo a participar en el blog, dejando cualquier comentario, sugerencia, cuestión, etc., etc.

¡¡¡Un saludo!!!

pecoraro dijo...

buen desarrollo, y re claro.
Tenes algo sobre cambios de rodamientos y retenes.
Saludos

xastre dijo...

Hola pecoraro,
mira esta entrada del blog

Motor 150 - Montaje (I)

(http://xastreshouse.blogspot.com/2010/04/motor-150-montaje-i.html),

por si puede serte de ayuda.

Gracias por tu visita.

Un saludo!!!

Danielmoben dijo...

Muy buenas, al desmontar mi TX200 veo que el reten va montado desde el otro lado del rodamiento, (entre el cigüeñal y el rodamiento) no donde lo veo en la foto, yo tenía un problema de entrada de aire por el mismo... he contrastado con otro tutorial y lo monta igual que yo lo tenía, pero al observar estas fotos algo no me cuadra... esta todo correcto? es custion de modelos de motor diferentes?

Por cierto ya que estamos... viendo el estupendopulido de tus motores, me preguntaba como lo conseguias...

Saludos y gracias por tu blog.

Daniel.

xastre dijo...

Hola Daniel,
Creo que los motores son algo distintos en su diseño; en los clásicos de 150, Sprint, 160,..., el montaje de retenes y rodamientos es como el que puedes ver por aquí, es decir, para montar retenes tienes que abrir el motor.
En cambio, en el motor de mi P200E, al menos el retén del lado volante magnético, se monta desde fuera, es decir, quitas el volante magnético, quitas el encendido y accedes al retén de ese lado, sin abrir el motor; es muy probable que en el motor de tu TX200 sea como dices, no tiene por qué ser igual, puesto que son dos modelos distintos y el tuyo, bastante más moderno.
En cuanto a lo del pulido del motor, simplemente limpiar bien con gasolina pura y brocha, y, posteriormente pasarle con un poco de cuidado una esponja de níquel hasta lograr ese aspecto. Es un trabajo un poco arduo pero el resultado merece la pena (aunque, una vez colocado en la moto, no dura nada, te lo aseguro...).

¡¡¡Saludos!!!